Búscame en:


Desde niña los bosques me han resultado fascinantes, supongo que será porque están presentes en muchos cuentos infantiles. Son hermosos, grandes, de flora diversa y hogar de simpáticos animalitos y también de otros que no lo son tanto. Creo que nos atraen, sobre todo, por su magnético misterio, como también así nos ocurre con lo más profundo de la naturaleza humana. Debido a mis circunstancias personales, soy madrileña de nacimiento, he sido siempre una persona muy urbanita y poco unida a la naturaleza, aunque siempre me he sentido maravillada por su fuerza y su belleza, admiración que en este último año se ha visto intensamente acrecentada, ya que he viajado mucho en tren y he disfrutado enormemente observando los paisajes y las nubes. De hecho fue en uno de estos viajes cuando me puse a reflexionar sobre la similitud del alma de los bosques con el de las personas y decidí comenzar una colección dedicada a este tema. Así que me puse manos a la obra y busqué los materiales y los símbolos adecuados para representarla: el resultado son piezas realizadas con materiales naturales, madera, piedras semipreciosas, metales, también he usado algunos materiales reciclados porque en la naturaleza todo se transforma. En cuanto a los símbolos he utilizado figuras de animales (los que más destacan son los ciervos, los conejos y los caballos), hojas, hierba, flores y diversos colores para transmitir distintas sensaciones.
Al principio centré esta colección en la época otoñal, pero después decidí extenderla al resto de estaciones al valorar la certeza de que cada una de las etapas del año, como las diferentes edades de las personas, están interrelacionadas, una es la evolución natural de la siguiente, hasta que se completa el ciclo; debido a esto, la idea de plasmar todas ellas me parecía un proyecto más interesante y completo.
Esta por lo tanto no es una colección cerrada, sino que continuará y se ampliará a largo del tiempo.
Podéis ver las fotos y consultar precios y disponibilidad en mi cuenta de Flickr:



Espero que disfrutéis mucho de este paseo por los bosques.
¡Hasta pronto!